TVonline, Deportes en directo, Radio en Directo, Peliculas, Series, Cine, Literatura, Ocio y mucho massss...


    11 de setembre, Diada Nacional de Catalunya

    Comparte
    avatar
    Isis

    Mensajes : 496
    Fecha de inscripción : 23/05/2011

    11 de setembre, Diada Nacional de Catalunya

    Mensaje por Isis el Dom Sep 11, 2011 7:39 pm



    CATALUNYA celebra hoy la Diada Nacional de l'Onze de Setembre. Una celebración histórica, muy sentida y en perfecta correspondencia con el artículo dos de la Constitución que proclama que España la conforman nacionalidades y regiones. Desde 1976, año de la recuperación de la Diada como fiesta masiva –en Sant Boi de Llobregat–, el Onze de Setembre tiene acento fuerte y determina el inicio del curso político. Es una fiesta ciudadana. Y una de las realizaciones positivas del anterior Govern de la Generalitat –muy particularmente del president Pasqual Maragall– ha sido la puesta al día de la celebración institucional. Una ceremonia elegante y solemne en el parque de la Ciutadella que enorgullece a la gran mayoría de los catalanes con independencia de su adscripción política e ideológica. La nación catalana del siglo XXI es eso: un sentimiento de pertenencia abierto, plural, elástico y no supeditado a los miedos del pasado. El Onze de Setembre habla hoy a las nuevas generaciones.

    La realidad catalana no se entiende hoy sin la aportación de esas nuevas generaciones. Ya no estamos ante la enésima repetición de las festividades de la transición, con su fuerte carga inaugural. La elegancia, la apertura y la modernidad conforman hoy la simbología básica de una sociedad políticamente plural y motivada por una gran diversidad de intereses. Historia, idioma, sentimientos colectivos y ley. Ley: la Constitución de 1978 y el Estatut del 2010. La lectura generosa del ordenamiento español, a la que los catalanes no piensan renunciar. Tradición y apertura. La sociedad catalana es fundamento básico del consenso constitucional de 1978. Sin Catalunya no hubiese habido asentamiento democrático en España. Sin Catalunya, la Constitución del amplio consenso no se hubiese consolidado como el marco democrático más estable de una sociedad atormentada por los siglos. Catalunya, con su identidad colectiva, con su idioma irrenunciable y con su cultura abierta, es sustancia de la España democrática. Es sustancia. no accidente. Conviene recordarlo hoy, con especial énfasis, ante la sorprendente amnesia de algunos dirigentes españoles afectados por el tacticismo, el mal de alturas y el temblor de piernas. España no atravesará la colosal borrasca económica que la envuelve con un espeso manto de incertidumbre sin el concurso de Catalunya. Y Catalunya no logrará ir muy lejos en el incierto momento europeo sin considerar, día a día, cuál es su lugar real en la península Ibérica: un motor generoso que pide equidad y respeto.

    Una nación es un lugar en el mundo. Y Catalunya no se entiende sin Europa. La Europa carolingia, la Europa de Monnet, Schuman, Adenauer y De Gasperi, la actual Europa de Merkel y Sarkozy. Catalunya es idea y sentimiento de Europa. Conviene recordarlo hoy, en un momento incierto y confuso para la Unión. Hoy, la bandera catalana debe de ondear junto a la bandera azul europea. Es cierto, hay algunas decisiones de sello europeo que en estos momentos pueden incomodarnos e incluso lastimarnos. Hay un desasosiego que no se despejará fácilmente. Europa nos exige fidelidad política y sentimental. Europa, ahora lo sabemos bien, no es un oasis en un mundo convulso. No es una cómoda comunidad de vecinos. Es un ambicioso y difícil proyecto en un mundo en acelerada fase de reconfiguración. Catalunya ha generado su identidad moderna pensando en el mundo. Catalunya es ilusión, proyecto y apego a la realidad. Catalunya es Europa.

    LaVanguardia.com

      Fecha y hora actual: Mar Dic 12, 2017 7:44 pm